Nd-Yag Q. Switch es un láser de mecanismo fotomecánico que al ser aplicado sobre un tatuaje hace que se fragmenten las moléculas del pigmento, ayudando al organismo a eliminarlo a través del sistema linfático.

Hay que destacar que esta técnica no provoca ningún tipo de cicatriz o marca en la piel y lo más importante es que no quema, ya que el láser emite una serie de impulsos cortos con una duración inferior al tiempo de relajación térmica de la piel.

El número de sesiones dependerá de la antigüedad del tatuaje, su profundidad, densidad, color de la tinta, etc.

Santa Cruz Tattoo, tu estudio en Santa Cruz de Tenerife

¿Quiéres más información?

Puedes contactarnos con tus datos específicos a través de este formulario.